viernes, 27 de julio de 2012

Aceptación


Una se sienta frente al espejo
y lo primero que ve son deseos insatisfechos.
Lo peor son unos surcos por donde la vida
pasa dejando su huella sin contemplaciones,
marcando un camino que no recuerdas haber andado.
Bofetones asestados sin manos
congelando el asomo de alguna mueca parecida a una sonrisa.

No es necesario cambiar, sólo asumir
que nunca sucede un siempre.
Basta con vestir las ventanas con proyectos de luz
y tirar por la borda los recuerdos que muerden.
Sólo así se desvanecerá la tristeza.
Únicamente los tontos insistirán en echar raíces.

La otra orilla



La ciudad se derrama en la otra orilla,
bajo la difusa luz del atardecer.
Destellos de ventanas en las sombreadas calles
con la trama de las casas temblando
en el tapiz liquido del río.
La luz, reflejándose en las más altas torres
mientras sombras sin fondo cabalgan en los abismos.
La rivera brillante hasta los flancos de la urbe.
El río se oscurece en una paleta de colores degradados.
La cascada bajo el puente que cruza el agua
bulle entre el piar de las aves,
incomprensiblemente agitada.

lunes, 23 de julio de 2012

Desamor antes que amor

Hoy estoy añorando un recuerdo que no tuve,
mientras tus ojos me vacían el alma poco a poco,
se que no soy nada cuando tú me miras,
se que mis sueños no son tuyos,

Cuando te miro encuentro el final de mi existencia,
ya no siento dolor, 
ya no duele, ya aprendí a que me mires de paso,
se que tus sueños no son míos,

Sonrío por fuera y muero por dentro,
mientras mis ojos no te dicen nada,
y los tuyos están vacíos,
y no puedo hacer nada para que me veas,

Deseos frustrados marchitan mi alma,
y tu mente viaja muy lejos de aquí,
muy lejos de mi, de mi pensamiento,
de mi sentimiento, de mi dolor, de mi rencor,

Si me miras no te encuentro,
si te sueño no te encuentro,
si te hablo, no hablo, sólo espero,
desesperanza esperada,

Soy piedra donde agarrarte,
que flota en un mar de incertidumbre,
y cuando no te agarras me hundo,
siguiéndote sin sentir nada,

Nunca llegaré a ti,
nunca llegarás a mi, 
desamor antes que amor,
que llenas mi alma impenetrable,

Droga que no es droga porque ni engancha,
ni deja de enganchar ...
ya no puedo hablarte de amor,