viernes, 31 de julio de 2015

Los libros de nuestros cosmoanónimos (II): Cecilia Silveira






Dormir

Dormimos sobre suelo minado, abrazando lo posible.                                                         Sin conocer la densidad de la niebla, entramos por la salida,
colocamos la caja de los guantes de pensar a ras de noche,                                               nos recostamos nuevamente a limar nuestras garras.                                                                                            
La capacidad del tanque de aire bajo la entrada disminuye,                                                           
y la realidad reclama una aspiración para sobrevivir.
                                                                                                                                                                                                                                          
 De madrugada, intentamos apagar la nieve con un frío antiguo,
y nos volvemos a dormir en paralelo, respirando el aire de la infancia. 

Envejecemos por turnos, sin arrepentimientos

*

Cecilia Silveira nació en Montevideo (Uruguay), en 1964.                                            
Vive desde el año 2000 en Córdoba (España), donde participa en talleres de creación literaria. Ha publicado poemas en las antologías de “Anónimos”, en Cosmopoética. Pertenece a la Asociación Cultural “Mucho Cuento” de Córdoba, donde ha sido incluida en antologías de relatos cortos. Sigue escribiendo poemas. 

Podéis leer su poemas como cosmoanónima en Anónimos 2.2 


jueves, 30 de julio de 2015

Anónimo de la semana (I): Isandro Ojeda-García

LA MUÑECA DE BERLANGA
(presionar la válvula)

ahogaremos la teta de esparadrapo con la boca maniquí
la sortija sin ventana es nuestro pacto
nuestro cancionero folk en la palabra sin gemido aparece
dedos nacen fuera del horario de visita
labios pardos de sincero cuenta cuentos no distinguen entre el beso y
 el pastel de hueso [y nube
no conocen tierra firme en el hogar de los bastardos
buscan a la madre pero solo encuentran plástico en lugar de los 
cabellos
sobre suelo de madera
bajo techos altos:
respirar hondo
morder sin revelarse
soltar todo lo que cabe en los pulmones

Nobuyoshi Araki

viernes, 24 de julio de 2015

Fueron Cosmoanónimos (X): Cristina Elena Pardo



Reconocimiento

¿Cómo escapar a mi imagen?
-Octavio Paz
Te supe,
              entorpecedora.

Todo se detiene. No solo está
en la rapidez
la trampa del tiempo.

Tu ceniza deviene
materia,          entorpecedora.

Tiendo mi mano
para arrastrarte conmigo. Pero
cómo se resbala.

Quiero que todo se detenga
una vez más.
                        Pero, ayúdame,
                        entorpecedora
pues también hay
en el descenso
una única velocidad

distinta.

No es así cómo         entorpecedora.  

Sin embargo
ya es hora. Ya es la hora para que  tu
me tiendas el

fuego.

Cómo.
No sé si quiero llegar. Pero.

Una vez más. 
                   Sí.


¿Lo supe?

***


Llegué a España hace pocos años y no fue hasta Cosmoanónimos 2.2 cuando me vi publicada en papel en este país. Aquel poema fue tan solo un susurro entre tantos versos sin nombre; donde lo único realmente imprescindible era la poesía. Cosmoanónimos se ha convertido así en una casa. Desde adentro, todas esas voces también susurran. Susurran una sobre otra y cada vez más fuerte. Ahora, como cosmoanónima, no puedo sino esperar en silencio hasta que las nuevas también entren.
Hace unos meses salió de imprenta mi primer trabajo como editora junto a la redacción de Revista Pictograma: el FanzineCaligrama; un fanzine de creación donde lo que queremos no es otra cosa que mostrar todo aquello que nos trastorna y nos sacude, todo eso que solo puede significar “literatura”. En su primer número, ZOOLÓGICO, tuve la oportunidad de trabajar con voces enormes y que, sin duda, me han acercado un poquito más a este universo de tantas imágenes estremecedoras.
También tengo un blog abandonado donde no me atrevo a subir mis poemas:

Cristina Elena Pardo (Caracas, 1993) estudió Filología hispánica en Madrid y actualmente  cursa un Máster en literatura hispanoamericana. Sus poemas han aparecido en diversos portales webs y fanzines como Mordistritus o Palabracadabra. Actualmente trabaja en su primer poemario. 

Podéis leer el poema de Cristina como cosmoanónima aquí 


jueves, 23 de julio de 2015

Los libros de nuestros cosmoanónimos(I): Freya García

Sí, queridos poetas sin nombre, estrenamos sección en nuestro blog. Aquí, en este pequeño rincón, entre poemas, tuits, ilustraciones y fotografías, os contaremos sobre los libros de nuestros queridos cosmoanónimos.
 Comenzamos con Freya García 






Los indicadores del éxito 


Siempre la misma pregunta: los indicadores del éxito.

Cómo, cuándo, quién. Mueca, sonrisa, café, papel y
orde­nador.

Soy capaz, soy mejor, te vendo el alma.

El futuro eran interminables filas de oficinistas consu­mién­dose despacio, sonrientes, pensando en los indica­dores del éxito.

Jaurías de cerebros hervidos a drogas de farmacia y me­nús del Burguer King; y las corbatas, apretadas, baratas, compradas para apa­rentar que van a juego con el maletín; envueltas en unos gran­des almacenes de extrarradio por una dependienta con exceso de ma­quillaje. Miles de ojos en­fermos de luz fluorescente y cólico de pan­talla; de cel­das y tablas con números que no dicen nada y gri­tan: me­nuda estupidez. Y beber obscenamente y reír obs­ce­ni­da­des y perderse de vuelta a casa al filo de la hora de regre­sar al cubículo para pagar la casa que no usas y comer una lata huérfana. Dormir al calor de los gritos dementes enmarcados en la pantalla azul de la TV- Y sonreír mien­tras te pudres pensando en los jodidos indicadores del éxito. 

***


Freya García, Madrid, 1979. Adicta a las palabras. Amo la risa, el otoño y la lengua portuguesa. Odio el maltrato. Solía esconderme tras el apellido Póssivel. Eterna finalista en concursos varios; ganadora del I Certamen de microcuentos Vallecas Calle del Libro; Cosmoanónima. Perdida en un Café y acurrucada junto a mi perro devoro letras; a veces incluso escribo. Docente a ratos, equilibrista y zascandil. Me asomo en libros colectivos y blogs culturales. Un día estudié La Ciudad, ahora enredo aceras con la palabra. Tengo un poemario: “Sombrimbras” publicado por La Espiral Literaria en 2015 y un rincón en la red:



Podéis leer a Freya García como cosmoanónima en la edición de Anónimos de 2014 

miércoles, 22 de julio de 2015

Anónimos 2.3: los poetas sin nombre están de vuelta

Un año más llega el calor y la invasión en las redes sociales de nuestros poetas sin nombre. ¿Quieres convertirte tú también en uno de ellos?

¿Qué es Anónimos?

  ¿Quieres dejar de ser un/a poeta sin nombre? ¿Te gustaría ver tus versos incluidos y publicados en una sección de Cosmopoética? Al igual que en ediciones anteriores, Anónimos acoge la participación de nuevos poetas noveles en Cosmopoética. El objetivo, una vez más, es festejar la creación poética y animar a poetas “sin nombre” a hacerse un hueco en la programación de este evento. Anónimos persigue un objetivo fundamental: sacar a la luz y hacer visibles aquellos trabajos personales de escritores/as que no posean una carrera pública y consolidada. Ahora tienen la posibilidad de formar parte de la gran familia de los cosmoanónimos,  mostrar sus obras inéditas en un acontecimiento como es el Encuentro Internacional de Poetas en Córdoba: Cosmopoética, y compartir cartel con los poetas más prestigiosos del panorama nacional e internacional.


Participación

 Al igual que la edición anterior, con un marcado carácter renovado y para facilitar la participación de todos/as los/as interesados/as, la recepción de poemas se realizará a través del correo electrónico anonimos@eldispensario.com; se podrán colgar en nuestro muro de Facebook, facebook.es/cosmoanonimos; y se recibirán versos-tuit a través de Twitter, mediante el hashtag #cosmoanónimos. También, en esta edición contamos con nuestro invitado especial: Instagram. Usando también el hashtag #cosmoanónimos, seleccionaremos las mejores fotos y videos con vuestros poemas. Una reconversión digital que alcanza la versión 2.3. Los poemas deben ser inéditos, pudiendo enviarse un máximo de tres, tanto por Facebook como por correo electrónico. Los versos sueltos vía Twitter serán de libre envío, igual que los poemas en foto y vídeo de Instagram. La recepción de poemas comienza el miércoles 22 de julio y se cierra el domingo 13 de septiembre.



Publicación

  Entre todos los poemas recibidos, se realizará una selección, por un comité de expertos (destacados y destacadas poetas y personas relacionadas con las letras), con los más notables, que serán publicados en un libro de pequeño formato, que pasará a formar parte de la colección Cosmopoética y de la gran familia de Anónimos. Una de las fotos enviadas por Instagram, se convertirá en la portada del libro de la nueva edición de Anónimos. 



Y tú, ¿a qué esperas para ser un Anónimo 2.3?

Yelena Bryksenkova