viernes, 12 de septiembre de 2014

Fueron Cosmoanónimos (VIII): Verónica Moreno






GOTA A GOTA

Una gota golpea mi frente.
Me levanto mientras la gota sigue golpeando mi frente.
Te sonrío gota a gota.
Compro el periódico mojado 
que golpea mi frente.
El gotelé también golpea mi frente
salpica y desdibuja,
no me deja apuntar al enemigo. 

Golpeo al amigo,


gotea la sangre.

***



"Para mí Anónimos supuso una de mis primeras publicaciones y, por tanto, la posibilidad de que un poema anónimo se difundiese entre un puñado de anónimos lectores, porque lo que importaba era eso, la poesía.

Creo que es un ciclo fundamental para practicar esa “cultura de fondo” que pretende alejarse de los nombres, de los grandes nombres y recitarnos poemas en chiquito, casi como en un susurro. Es de ese tipo de iniciativas que sabes que no se hacen de cara a la galería porque no lucen, de hecho su valor está en lo desconocido.

En palabras de Vila-Matas citando a Juan Villoro: “Me llamo Erik Satie, como todo mundo”. Y continúa Vila-Matas “Ser Satie es ser irrepetible, esto es, encontrar un modo propio de disolverse hacia el triunfal anonimato, donde lo único es propiedad de todos”.

Después de Anónimos me embarqué en muchos recitales, declamando y modificando una serie de poemas que se publicó bajo el título “Un Cuarto Oscuro” en la editorial “La Bella Varsovia”, además de diversas antologías diversas que no voy a enumerar porque como he dicho, valoro el anonimato.

En estos momentos, cuando la vida me deja tiempo para la poesía me gusta experimentar, lo escénico y la música…ahí lo dejo."






No hay comentarios:

Publicar un comentario