miércoles, 17 de septiembre de 2014

Fueron Cosmoanónimos (IX): Víctor L. Briones Antón



84. (de diminutillos)

Tú, fuiste
tú con esa rotunda seguridad,
con tu indiscutible maestría;
tú, y yo abierto en canal
sangrando toda la fascinación
que entregué entonces
y ya nunca he vuelto a lucir.

Tú, que amándome mal,
como se ama a una cosa muerta,
me enseñaste a amar
y me diste este amor diminuto
capaz de poseer otros cuerpos.

Este amor torcido que duele.


***

"Gracias a los Anónimos de Cosmopoética comencé a creer, a llamarme a mi mismo con otros nombres que van mejor con mi cara y mis tripas, a perder el miedo a todo lo que hay en y entre las palabras. Me paro a pensar qué ha supuesto para mi Anónimos y me viene a la cabeza esa pistola que da la salida en las pruebas atléticas, acuden bares y jardines a la orilla del río. Se forma la imagen de dos pies que saben que van con esa tranquilidad que da la certeza de que da lo mismo el destino. Puestos de caracoles y cervezas en vaso de plástico, Berenjenas con salmorejo y flamenquín y más cerveza. Descubrimiento de nuevas voces y nuevas gentes, confirmación de certezas personales y apertura de caminos para mi curiosidad y mi poesía. Todo esto sin pararme a reflexionar mucho, sentándome y dejando la cabeza libre.

Pero es que gracias a Anónimos me convertí a la poesía.

Siempre he escrito, desde que era un mico en el colegio y tenía un profesora de la que debía estar enamorado y le escribía versos sobre barquitos de papel, por esa época un tema obsesivo (las culpas a los poemas marineros de Alberti que esa profesora nos leía). Pero mi escritura, mis versos, hasta hace no mucho eran el secreto mejor guardado hasta que me percaté de la cantidad de libretas que tenía con apuntes e intentos de poemas y me dije a mí mismo que quizá esto de los versos era más que una afición. Creo que ahí empecé a creer y, lo que es más importante, a querer. Ese día me asusté mucho, pero me tomé una pastilla y se me pasó.

Poco a poco me fui moviendo, abrí varios blogs de los que hoy sobrevive Acercamientos, que es donde publico asiduamente versos y otros escritos. En 2011 un amigo me habló de Cosmopoética y de la iniciativa de Anónimos, ese año no llegué a mandar nada, pero al siguiente ya me seleccionaron un poema y el año pasado un par de tuits. Este año también intenté participar pero no me ha sido posible porque publiqué el año pasado un poemario, Insectos, con la Editorial La Espiral. Cuando me enteré que este año no podría participar pensé: “¡ya no soy anónimo, qué pena!”, pero me tomé otra pastillita para la depre y me puse a mirar lo que otros mandaban. Y es que Anónimos crea adicción, es una especie de mesa camilla poética, donde se está  muy a gusto. Así que esa tristeza de este año al enterarme que no puedo participar se ha convertido en una certeza: “siempre seré anónimo”. Dese esa primera noticia sobre el festival y sobre la iniciativa de Anónimos, voy cada año a Córdoba a escuchar, aprender, conocer... pero también para beber, comer y pasear o para emborracharme en la orilla del río mientras hago tiempo entre las distintas actividades.

Actualmente tengo en preparación un par de poemarios. Mi intención es menearlos un poquito a ver qué fruta cae al suelo. Estoy dándole vueltas también a cómo ordenar un poco el contenido del blog; allí hay una serie de poemas, los diminutillos, que hacen dudar sobre si dejarlos en el blog o sacarlos a que les de el aire. También formo parte de la mesa editorial de La Espiral, se ve que no tuvieron suficiente con publicarme Insectos que además me ficharon. Me ocupo junto con mi compañera Ana Bella de coordinar la colección de poesía de la editorial (delsatics). También trabajo como lector y corrector. Así que mi “conversión” a la poesía de la que hablaba al principio parece completa. Vamos, que me muero de hambre pero hago cosas que me apasionan y aunque pueda parecer lo contrario desde que soy poeta no necesito tanto los ansiolíticos.

Este año, otra vez, a Cosmopoética, ya le estoy dando vueltas a la programación. Eso sí, los anónimos no me los pienso perder."





Web Editorial Espiral Literaria: http://www.laespiral.info/

Página poemario Insectos:  http://www.laespiral.info/tienda/insectos/ 



Pd: Víctor L. Briones Antón, uno de nuestros Anónimos que repite. Podéis leer sus textos en las antologías de Anónimos 2.0 y Anónimos 2.1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario